La compra de un inmueble puede tener su origen en un sinfín de sueños. Algunas personas adquieren una casa como el inicio de un patrimonio familiar, otras lo hacen como una meta de vida que buscan alcanzar y otras tantas lo consideran una inversión, al existir la oportunidad de rentar y obtener una ganancia de ello. 

En este último caso, en el que se inicia un negocio en bienes raíces, existen muchas ventajas. Sin embargo, es importante considerar que se requiere un gran empujón para comenzar un negocio potencial.

Antes de pensar en esta actividad como una fuente de ingresos, es esencial considerar que la inversión será a largo plazo, lo que podría generar problemas de liquidez. De igual forma, se debe tomar en cuenta que comprar para rentar, y pagar un crédito hipotecario con esa renta, representa una gran responsabilidad, al no existir ganancias a corto plazo.

Pero, ¿cuáles son los beneficios en este tipo de inversión?

  1. Puedes utilizar el dinero de la renta para cubrir tu pago mensual del crédito hipotecario, así la casa “se pagará sola” y no tendrás que desembolsar dinero para esta compra —sin dejar de lado los gastos iniciales del crédito hipotecario—.
  1. Si la renta que recibes es mayor a la mensualidad que debes pagar por el crédito hipotecario, puedes liquidar el préstamo antes de cumplir el plazo. Para ello, te recomendamos elegir una institución financiera que no cobre por pagos adelantados, como Smart Lending.
  1. La compra de un inmueble también genera plusvalía y retorno de inversión. La plusvalía es el incremento de valor que genera una propiedad con el paso del tiempo, mientras que el retorno de inversión calcula el tiempo que te tomará recuperar la inversión y si es rentable la compra.

¡Consejos!

Si estás listo para dar este gran paso, considera los siguientes consejos y asegúrate de invertir correctamente tu dinero.

  • Toma en cuenta la ubicación del inmueble. La zona en la que se ubique la propiedad determinará qué tan rápido se arrendará tu inmueble y su plusvalía.
  • Analiza el precio del inmueble y el valor de la hipoteca. Un inmueble con un precio elevado requerirá un monto mayor para el crédito y, por tanto, una renta elevada. Lo ideal es comprar inmuebles a bajo costo, mejorarlos y rentarlos. 
  • Apóyate en un asesor inmobiliario para que te ayude en la búsqueda. Si ya encontraste una propiedad que se ajuste a tus necesidades, considera que la renta deberá ser mayor o equivalente al pago mensual de la hipoteca.

¿Te gustaría iniciar un negocio en bienes raíces? 

En Smart Lending, la primera hipoteca 100% digital en México, pueden ofrecerte un crédito hipotecario apegado a tus necesidades, con un proceso 100% online y tasas de interés desde 8.70%. 

Si ya iniciaste tu negocio y necesitas dinero para remodelar, puedes solicitar un crédito de liquidez con garantía hipotecaria y obtener financiamiento en menos de un mes.

Conócelos y descubre en 3 minutos si eres candidato y hasta cuánto te pueden prestar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar