Comprar tu primera casa implica un gran reto, ya que necesitas ahorrar una gran cantidad de dinero y esto puede ser abrumador. Por eso, te queremos compartir unos sencillos pasos para que sea más fácil cumplir tu meta.

1. Decídete de una vez por todas

Aunque este paso parece muy obvio es decisivo. Si no tienes escrita tu meta en una libreta, en un Excel o en una app, entonces no es una meta, simplemente es una idea. En cambio, si tienes anotada tu meta, podrás organizar tu ahorro poco a poco para cumplirla.

Así que manos a la obra, establece cuánto dinero necesitas, cuándo y cómo lo juntarás, en los siguientes pasos.

2. Conoce tu situación financiera

Muchas veces pensamos que no nos alcanza el dinero, que es imposible ahorrar grandes cantidades de dinero; sin embargo, lo cierto es que, en ocasiones, gastamos en cosas innecesarias o ni siquiera sabemos cuánto dinero realmente nos sobra, lo cual nos impide cumplir nuestras metas.

Entonces, será necesario realizar un estado de situación financiera. En él tendrás que poner todos tus ahorros, ingresos, inversiones, rentas o activos que puedes convertir en dinero en efectivo (joyas, objetos de colección, mercancía, etc.). También, debes registrar todos tus gastos, deudas y otras obligaciones, si las tienes.

La idea es que veas cuánto dinero tienes disponible después de restar gastos y deudas. De esta manera, sabrás si estás listo para pedir un crédito, o bien, debes realizar ajustes. Tal vez necesitas más ingresos, gastar menos, o buscar opciones más baratas que no afecten tus finanzas personales.

Puedes utilizar esta calculadora de presupuesto para que te sea más fácil conocer tu  ahorro potencial y cuánto debes destinar a gastos cotidianos.

3. Define tu presupuesto

Una vez que conoces tu situación financiera, ahora verás cómo está la situación externa, investiga en alguna inmobiliaria cuánto cuesta la casa que te gustaría comprar, cuánto cuestan los créditos, cuánto necesitas de enganche, entre otros gastos.

Es muy importante que conozcas la cantidad exacta que debes ahorrar, pero además, debes agregar una cantidad extra por cualquier imprevisto. De acuerdo con la encuesta, “Más allá de los ladrillos”, el 54% de los jóvenes que compraron una vivienda en los últimos dos años, pagó más de lo que tenía planeado.

Entonces ahora sí, define:

  • ¿Cuánto cuesta la casa que deseas comprar?
  • ¿Cuánto necesitas de enganche y gastos iniciales (avalúo, gastos notariales, seguros, comisiones de apertura de crédito)?
  • ¿En cuánto tiempo quieres juntar lo del enganche y gastos iniciales?

4. Dale seguimiento a tus ahorros

Una vez que tengas definido cuánto debes ahorrar y en cuánto tiempo lo vas a lograr, es hora de darle seguimiento. Establece cuándo y cuánto vas ahorrar ¿una vez a la semana, a la quincena o al mes?

Por ejemplo, supongamos que vas a comprar una casa con valor de un millón de pesos, darás un enganche del 20%, y pagarás un crédito a 15 años con un Costo Anual Total del 12%; el desembolso inicial será de $281,303.00.

Si en dos años quieres ahorrar para el enganche, deberás ahorrar $380 diarios, $2,679 semanales, $5,741 quincenales o $11,712 mensuales, durante dos años. Esta cantidad podrá disminuir con el tiempo, si guardas tu dinero en una cuenta de inversión que te genere rendimientos.

Como puedes observar, estas son cantidades más pequeñas y realistas que puedes ajustar según tu situación financiera.

No olvides registrar tus ahorros en una libreta o apoyarte en una app de finanzas personales como Finerio o Mis Metas de Pequeño Cerdo Capitalista. La primera app te servirá para llevar un registro de tus gastos y saber si rebasaste tu presupuesto; y la segunda, sabrás cuánto llevas ahorrado y cuánto te falta.

Tips de ahorro para comprar una casa

  • Compara los precios de las casas. Gracias a la tecnología puedes encontrar inmobiliarias para comprar una casa a precios justos, chécalos en TrueHome, por ejemplo.
  • Compara créditos de diferentes instituciones mediante el Costo Anual Total (CAT). Este es el indicador más importante para identificar el crédito más barato, según la comisión por apertura, comisión por administración y el pago de seguros. Pero también revisa si existe penalización por adelantar pagos.
  • Elige una hipoteca a tasa fija, de esta manera, el pago mensual no aumenta o varía muy poco.
  • Invierte el dinero que ahorres, nunca lo dejes debajo del colchón o en una cuenta de ahorro común, de lo contrario tu dinero perderá valor. Por el contrario, si lo inviertes obtendrás dinero adicional, que te permitirá alcanzar más rápido tu meta financiera.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar