Si quieres comprar una casa o un departamento, un crédito hipotecario es una excelente opción si no cuentas con la liquidez, ayudándote a cumplir la meta de tener una casa propia en menos tiempo. Por eso es importante que conozcas todos los tipos de créditos hipotecarios que puedes encontrar en el país. Esto no sólo te ayudará a tomar una decisión basada en tus necesidades, también podrás comparar cuál es el que más te conviene. 

En México podemos encontrar 4 diferentes tipos de créditos hipotecarios, cada uno con características y requisitos particulares. 

4-tipos-de-creditos-hipotecarios-blog-truehome

Créditos hipotecarios bancarios

Diversas instituciones bancarias otorgan créditos hipotecarios a los mexicanos que deseen adquirir una vivienda. Actualmente, la tasa de interés que ofrecen los bancos es más competitiva con respecto a las instituciones gubernamentales. Actualmente podemos encontrar tasas históricas desde 7.7%. Estas son las principales características de los créditos hipotecarios bancarios:

  • Regularmente piden un enganche de entre el 25% y 45% del costo de la propiedad. 
  • Los plazos para pagar van desde los 5 hasta los 30 años. 
  • Cuentan con una tasa de interés fija haciendo más visible el avance en los pagos.
  • Los bancos pueden prestar hasta 20 millones de pesos, dependiendo de factores como los ingresos comprobables y la capacidad de endeudamiento. 

Además, si contratas un crédito bancario y no utilizas tu crédito Infonavit, las aportaciones patronales se irán a tu subcuenta de vivienda en forma de ahorro para tu jubilación. Considera también que los bancos toman en cuenta el historial crediticio para otorgar un crédito. Si tu historial tiene problemas, nunca has tramitado un crédito o no cuentas con una tarjeta de crédito, es probable que no puedas acceder a un crédito hipotecario bancario.

Crédito Infonavit

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), otorga financiamiento para todos los trabajadores que estén inscritos en el IMSS. Su objetivo es garantizar el derecho a la vivienda plasmada en la Constitución. 

El plazo máximo para pagar un crédito Infonavit es de 30 años, sin embargo, no sólo lo puedes utilizar para comprar una vivienda nueva o usada. Este tipo de crédito también te ofrece la posibilidad de construir en un terreno propio o reparar, ampliar y mejorar la casa que ya tienes.

Para obtener un crédito hipotecario Infonavit lo primero que debes hacer es pre calificarte en su portal para saber con cuántos puntos cuentas, la cantidad de ahorro que tienes en tu Subcuenta de Vivienda y si eres candidato para iniciar con el trámite.  

Si quieres conocer más sobre este tipo de crédito y cuáles son los requisitos que necesitas, te invitamos a leer nuestro artículo ¿Cómo tramitar un crédito Infonavit?.

Crédito Fovissste

Este crédito está destinado para las personas que aportan al Fondo para la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE), que son los trabajadores en activo de base y eventuales al servicio de las entidades públicas. El Crédito Tradicional se puede utilizar para adquirir vivienda nueva o usada.

Para inscribirse al Sistema de Puntaje 2020 se debe contar con al menos 18 meses cotizando y un mínimo de 80 puntos con base en: bimestres cotizados, saldo de la subcuenta de vivienda, edad y sueldo, número de miembros de la familia, oferta y demanda regional de la vivienda.

FOVISSSTE lanza convocatorias que tienen un límite de asignaciones de crédito, es decir, no puedes tramitarlo en cualquier momento. El tiempo de aprobación del crédito dependerá del puntaje con el que cuentes. En nuestro artículo sobre los créditos hipotecarios Fovissste encontrarás todo lo que debes saber para tramitarlo. 

Crédito de SOFOM

Una SOFOM es una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple. Deben contar con un registro vigente ante CONDUSEF para poder operar, además de estar sujetas a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. 

Los créditos hipotecarios obtenidos a través de las Sofomes tienen características similares a las de los créditos hipotecarios bancarios: financian la adquisición de una vivienda,  te solicitan un enganche y es necesario contratar ciertos seguros. Una de las desventajas es que las Sofomes cuentan con tasas de interés y Costo Anual Total (CAT) más altos que los bancos. 

Las Sofomes no pueden fondear los créditos hipotecarios por sí mismas. Dependen de los préstamos de otras instituciones financieras o gubernamentales como el Infonavit o el Fovissste. Con este tipo de créditos hipotecarios tendrás la opción de financiar hasta el 95% del valor de la vivienda que quieres comprar. Además, dentro del pago de la mensualidad, la mayoría de las Sofomes incluyen el pago de los seguros. 

Si estás interesado en comprar un departamento, en TrueHome te podemos asesorar para que encuentres la opción que mejor se adapte a tus necesidades. Recuerda que nuestros departamentos en Portales Sur son una excelente opción si estás buscando en la zona de Benito Juárez.  Además, también te ayudamos a obtener un crédito hipotecario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar