La compraventa de un inmueble a través de un crédito hipotecario requiere una búsqueda completa e informada, tanto del comprador como del vendedor. Si bien existen muchas opciones en el mercado, es importante conocer a detalle los componentes de cada alternativa, con el fin de comparar adecuadamente cada una de sus variables.

¿Qué debes considerar antes de elegir un crédito hipotecario?

1. Costos

Lo primero que debes considerar es el CAT, indicador que presenta el costo real del crédito hipotecario, expresado en términos porcentuales y anuales. También debes tomar en cuenta la comisión por apertura, es decir, la comisión que cobra cada institución por otorgar el crédito hipotecario.

Finalmente, y no menos importante, te recomendamos considerar la mensualidad, misma que incluye el pago a capital, los seguros, los intereses y la comisión por administración. Para conocer estos valores y hacer una comparación objetiva, te aconsejamos recurrir a simuladores que te brinden tablas de amortización.

2. Monto de crédito hipotecario

Lo ideal es tener la aprobación de tu crédito hipotecario antes de elegir el inmueble, así podrás apegarte al monto real que tendrás para realizar la compra. Si ya escogiste una propiedad, será importante que elijas una institución que se apegue al préstamo que necesitas. 

Considera que las instituciones financieras prestan del 80 al 90% del valor del inmueble, lo demás, deberás pagarlo como enganche al vendedor. También debes tomar en cuenta otros gastos iniciales, como el avalúo, los gastos notariales, entre otros.

3. Rapidez

La rapidez es un factor importante tanto para el comprador del inmueble, como para el vendedor. Te aconsejamos prestar especial atención a los tiempos de aprobación del crédito, así como al período que abarca el proceso de formalización que llevará hasta la firma de las escrituras. 

En esta época en la que no es tan sencillo hacer múltiples visitas a bancos o instituciones financieras, lo mejor será que elijas una institución que cuente con un proceso online, como Smart Lending, la primera hipoteca 100% digital en México.

En Smart Lending, la documentación es mínima y la aprobación es rápida: 5 minutos para pre-probar tu crédito hipotecario; 12 horas para tener una aprobación formal y 3 semanas para terminar la compra de tu casa.

4. Servicio

El servicio va muy de la mano con los costos, el proceso y la rapidez. Elegir un crédito hipotecario sin asesoría puede ser complicado, especialmente si no sabes nada sobre el tema.

Cuando estés realizando tus comparativos, dale puntos extra a la institución que te brinde asesoría personalizada que ayude a despejar todas tus dudas, ya sea sobre el tipo de tasa, los descuentos a los que puedes acceder a través de las jornadas notariales, pasos que debes seguir durante el trámite, etcétera.

5. Flexibilidad

La competencia entre las instituciones financieras que ofrecen créditos hipotecarios deriva, la mayoría de las veces, en sus procesos y criterios de aprobación. Actualmente, existen opciones que brindan créditos a trabajadores independientes, a extranjeros que quieren adquirir una casa en México o aquellas personas que buscan una co-acreditación libre.

¡No lo olvides! Antes de tomar una decisión, infórmate y compara lo cuantitativo, pero también otros aspectos sumamente valiosos, como la rapidez, el servicio y la flexibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar