Tener un hogar conlleva muchas obligaciones. Una de ellas, y quizás de las más importantes, es el mantenimiento de tu casa. Y aunque pienses que es un poco tedioso, es una tarea indispensable.

Es por eso, que nosotros te daremos unos consejos para poder realizar el correcto mantenimiento de tu propiedad para que siempre esté en las condiciones más óptimas y no haya consecuencias irremediables a largo tiempo. 

mantenimiento de tu casa

¿Qué debes considerar para el correcto mantenimiento de tu casa?

Primero que nada, debes saber que el mantenimiento interior, incluye todo aquello que forme parte de los sistemas de tu casa. Es decir, tuberías, sistema eléctrico, tuberías, gas, calefacción y aire acondicionado, si cuentas con ellos. Por otra parte, el mantenimiento exterior incluye los cimientos, paredes, techo y jardinería. 

Como sabes, tu hogar no puede cuidarse por sí solo. Por lo tanto, se recomienda que un porcentaje de tu presupuesto mensual, esté dirigido a todo el mantenimiento rutinario de la propiedad, y si es necesario, en las reparaciones inmediatas. Esto, para evitar dejar pasar más tiempo y que se complique aún más y se necesite de más dinero para arreglarlo. 

Los expertos recomiendan que los propietarios de casas, reserven anualmente entre el 1 al 3 por ciento del valor actual de su vivienda para poder afrontar los costos del mantenimiento de tu casa. No importa si, por el momento, no hay necesidad de utilizar esos fondos. Sin embargo, ir haciendo un ahorro exclusivo para ello, te ayudará a pagar los gastos mayores a futuro como podrían ser un cambio de tuberías o el tejado, ya que se necesita una cantidad importante de dinero para hacerlo. 

Debes recordar, también, que las revisiones y reparaciones deben realizarse tan pronto como sea necesario. Además, se deben hacer revisiones meticulosas al menos cada seis meses para localizar cualquier problema importante. 

Hacerlo frecuentemente ayudará a que tu casa permanezca en buenas condiciones y prevenir una devaluación del inmueble. Tener un plan de mantenimiento, te facilitará todo el trabajo. Además que tu vivienda siga siendo segura y cómoda. 

De igual forma, si en tu caso lo que estás buscando es mudarte, también debes revisar y analizar el mantenimiento de la propiedad que te interese. En TrueHome, encontrarás cientos de opciones de casas en venta, las cuales están verificadas por nuestros expertos y con las cuales no te llevarás ninguna sorpresa.

¿Cómo hacer un plan de mantenimiento?

Primero que nada, deberías separar las tareas en dos grupos. Primero, todas aquellas que se deben realizar cotidianamente, es decir, mínimo una vez a la semana. Y, en segundo lugar, las cuales deben realizarse periódicamente, estas son las del mantenimiento preventivo.

1. Mantenimiento recurrente: 

Dentro de esta categoría está la limpieza de pisos y paredes. Dependiendo de los materiales. Los cuidados son más o menos complejos. 

Los pisos de loza o alfombras, basa con una limpieza regular y cuidar que no haya grietas. Sin embargo, en el caso de tener madera, entonces se requiere de esmaltes y productos especializados para mantenerlos en el mejor estado posible. 

Por otro lado, las paredes también deben ser parte del mantenimiento recurrente. Aprovecha la limpieza de ellas para localizar los desperfectos y determinar cuándo es necesario repintarlas. 

Una de las tareas dentro del mantenimiento de tu casa que no se te puede olvidar y debes hacerlo al menos una vez a la semana, es el cuidado de las coladeras y los baños. Estos, a largo plazo, si no se cuidan de buena forma, pueden traer muchos problemas y, como te lo comentamos anteriormente, pueden ser bastante costos. 

Tampoco te puedes olvidar del jardín. Regar y cuidar de las plantas y el pasto que tengas, es de suma importancia.

2. Mantenimiento preventivo 

Estas son las tareas para el buen mantenimiento de tu casa las cuales las debes realizar cada cierto tiempo. Por ejemplo, tienes que revisar las tuberías y llaves al menos una vez al año. 

Pintar fachada e interiores, por otro lado, se debería hacer al menos cada 3 años. Aunque una buena pintura debería durar al menos 5 años, esto puede cambiar dependiendo de distintos factores como lo es el sol o el polvo. Ya que esto hace que la pintura pierda lucidez y brillo.  

Además, cambiar la pintura de las paredes, es una excelente forma de darle un nuevo “look” a tu hogar. 

Si te interesa saber más sobre algunas modificaciones que puedes realizar, te recomendamos leer 5 tips para decorar tu casa.

Por otro lado, también es indispensable darle mantenimiento al boiles o calentador solar, al menos una vez al año, impermeabilizar de 3 a 10 años, dependiendo de si es la primera vez que lo haces o de qué tan bueno sea el producto que utilices. 

Por último, pero no menos importante, debes revisar cada 2 años, al menos, las puertas y ventanas de tu casa para mantenerlas sanas y en perfectas condiciones.

Seguir estos consejos te ahorrará de muchos problemas y sin duda, permitirán que si en un momento dado deseas vender tu casa no sea complicado ya que tu propiedad estará en perfectas condiciones. 

No olvides cuidar de ella, ya que es tu patrimonio y debes darle el mantenimiento necesario constantemente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar