Olvidarse de la renta y ser dueño de un hogar propio es el sueño de muchas personas. Si bien comprar una casa es una meta personal que suena lejana y poco realista, existe una alternativa financiera que podría ayudarte a dar ese gran paso: pedir un crédito hipotecario a tu medida.

Antes de considerarlo, es esencial que analices tus finanzas personales. Para lograrlo, debes comenzar un presupuesto y separar los gastos que engloban la compra del inmueble. Toma en cuenta los siguientes pasos.

  1. Analiza tus ingresos y compáralos objetivamente con tus egresos. Define los gastos fijos y dales prioridad sobre los variables. 
  2. Cuando tengas la lista de gastos variables, define si puedes prescindir de ellos y en dónde te gustaría invertirlos. Si la finalidad inicial es comprar una casa, elige el inmueble pensando en tu posibilidad de pago. 
  3. Una vez que tengas clara tu meta, realiza un plan de gastos que coincida con tus ingresos. Intenta organizarte de tal manera que no te descapitalices al pagar el inmueble de tu interés.
  4. Mantente firme y dale seguimiento al presupuesto. Revisa tus gastos, anótalos y clasifícalos, así podrás saber si estás cumpliendo tu objetivo. 
  5. Si tu plan de ahorro no está funcionando, realiza los cambios pertinentes para ajustarlo. Más allá de los ingresos, este será un buen momento para pagar tus deudas y poner en orden tu historial crediticio.

Es sumamente importante que seas sincero contigo mismo, es decir, que elijas una casa o departamento que realmente puedas pagar. Lo ideal es solicitar el crédito antes de elegir el inmueble, así podrás hacer una búsqueda realista y acorde a tus posibilidades.

Si tus ahorros no son los mejores al momento de tomar la decisión, será importante que elijas un crédito hipotecario que cubra el mayor porcentaje del precio del inmueble —80 al 90% del costo total de la vivienda—.

¡Ojo! El porcentaje restante equivale al enganche que deberás cubrir como comprador. Además de este pago, será necesario pagar el avalúo, los honorarios del notario, entre otros gastos iniciales

¿Cómo saber si eres candidato a un crédito hipotecario?

Existen herramientas en línea que pueden ayudarte a calcular el crédito hipotecario que podrías pagar. A partir de los resultados, puedes tomar la decisión de aceptar ese monto o co-acreditar con alguien más para sumar ingresos y obtener un crédito mayor. 

Smart Lending, la primera hipoteca 100% digital en México, te permite saber en sólo 3 minutos si eres candidato a un crédito hipotecario y hasta cuánto te pueden prestar. Su proceso online te brinda la oportunidad de obtener una aprobación formal en sólo 12 horas y estrenar casa en menos de un mes; y lo mejor, con asesoría gratuita, sin la burocracia de los bancos y con la posibilidad de dar pagos adelantados sin penalización.

Te invitamos a conocer esta fintech mexicana. Si te interesa pre-aprobarte, da click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar