¿Quieres refinanciar tu crédito hipotecario? ¿Sabes lo que es el refinanciamiento? Refinanciamiento se refiere a la restructuración de una deuda, es decir, modifica las condiciones iniciales de un crédito cambiando los términos bajo los que se estructuró el mismo, como el plazo y la tasa de interés. Está herramienta financiera te puede ayudar a mejorar las condiciones actuales de tu crédito hipotecario, aunque debes revisar las condiciones de tu contrato.  

Refinanciar tu hipoteca te puede ayudar a ahorrar dinero si, por ejemplo, adquiriste un crédito a tasa fija con un interés mayor al que podrías obtener actualmente y buscas una reestructuración para acceder a las tasas actuales. El refinanciamiento también resulta útil cuando tu capacidad de pago cambia, ya sea que mejore o disminuya, pues podrías modificar el plazo del crédito.  Si buscas refinanciar tu crédito hipotecario es importante que primero te informes y compares las diferentes opciones, para que elijas la que te ofrezca las mejores condiciones de acuerdo a tus necesidades. 

¿Por qué refinanciar un crédito hipotecario?En palabras simples, el refinanciamiento consiste en pedir un crédito para saldar otro y continuar pagándolo bajo un nuevo contrato. Te conviene refinanciar para ahorrar dinero en intereses. Esto será posible si logras obtener una tasa de interés más baja o si consigues un plazo más corto para pagar. 

Estas son algunas razones por las que podrías refinanciar tu hipoteca:

  • Cuando eres elegible a una nueva hipoteca con una tasa de interés menor porque mejoraste tu historial crediticio. 
  • El movimiento en las tasas de interés apunta a que serán más atractivas. 
  • Quieres cambiar de institución financiera porque la actual no te ofreció el servicio que esperabas. 

Es importante que también investigues los requisitos que cada institución solicita para poder refinanciar ya que no en todos los casos serás elegible para hacerlo. 

¿Para qué refinanciar?

Reducir la tasa de interés

La tasa de interés en tu hipoteca está ligada directamente a cuánto pagas por ella cada mes. Conseguir una tasa de interés menor significa que harás pagos menores, por lo que aumentará tu ingreso disponible. Ese dinero lo podrás utilizar para terminar de pagar antes la hipoteca o para pagar otros gastos según tus necesidades actuales.

Ajustar el plazo de tu hipoteca

Para realizar esto tienes dos opciones: incrementar el plazo de tu hipoteca o reducirlo. Ambas son útiles cuando las necesidades de tu situación económica han cambiado. 

  1. Incrementar el plazo: Puede que necesites más dinero para nuevos proyectos o la educación de tus hijos, por ejemplo. En este caso puedes reestructurar tu deuda para incrementar el plazo de tu hipoteca reduciendo el pago mensual. Esta opción es útil para darte cierta libertad financiera en el corto plazo, sin embargo podría representar un incremento en el total de la deuda, por lo que te recomendamos usar este recurso sólo cuando realmente lo necesites.
  2. Reducir el plazo: Cuando quieres pagar tu casa en menos tiempo puedes hacer el ajuste para reducir el plazo. Recuerda que pagarás mensualidades más altas por lo que debes evaluar bien tus gastos para que te sientas cómodo económicamente. Toma en cuenta que el refinanciamiento no es la única forma de reducir el plazo, también puedes recurrir a los pagos adelantados. Si aún no tienes un crédito hipotecario, procura elegir una institución que no penalice por este tipo de movimientos, como Smart Lending.

Cambiar de tasa variable a tasa fija

Con una hipoteca de tasa variable tus pagos mensuales se modifican cada que la institución financiera haga el ajuste de la tasa. Esto significa que podrías pagar más de lo que pensaste en un principio, afectando tus finanzas personales. 

Puedes refinanciar para cambiar de tasa cuando parezca que las tasas de interés se incrementarán en el futuro. Esto te protegerá de los riesgos del mercado y podrás hacer una mejor planeación de tu presupuesto al conocer el pago mensual a realizar. Toma en cuenta también que si las tasas llegaran a bajar, te verás beneficiado en tus pagos. Por eso, antes de tomar una decisión busca asesorarte. 

Cambiar de UDI’s a pesos

Si tienes un crédito Infonavit en UDI’s, probablemente tu deuda siga creciendo conforme crece la inflación. Al refinanciar tu crédito tienes la oportunidad de que la deuda no aumente con el tiempo. 

Por ejemplo, al iniciar con un crédito Infonavit que tiene más de 10 años, cambiando a un banco con tasa fija podrías ahorrar hasta 40% de la deuda actual. 

Busca asesoría

Recuerda que antes de realizar cualquier procedimiento que implique un cambio en tus finanzas, debes buscar asesoría para tomar la mejor decisión. Un experto en créditos hipotecarios te puede orientar sobre si es el mejor momento para refinanciar de acuerdo a tus necesidades. 

Siempre es importante utilizar el recurso de refinanciamiento de forma responsable y para favorecer tu situación económica. La mejor ventaja que ofrece el refinanciamiento es que tienes la seguridad de comprar una casa en el presente, pudiendo ajustar la tasa o los plazos de pago de tu hipoteca de acuerdo a tus necesidades. 

Si aún no cuentas con financiamiento para comprar tu próxima casa, en Truehome te asesoramos sobre cómo obtener un crédito hipotecario. Nosotros te ayudamos a pre-aprobarte para elegir la opción que mejor se ajuste a tus necesidades. No olvides que el mejor momento para comprar tu casa siempre será hoy. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar