Casi todas personas adultas desean comprar una casa propia, sin embargo, la mayoría considera que está fuera de sus posibilidades, especialmente por la falta de recursos. Este pensamiento se ha vuelto más común entre los adultos jóvenes, principalmente de la generación millennial que, debido al tamaño de la inversión que representa adquirir un inmueble, piensan que no tienen los ingresos necesarios o que no cumplirán con los requisitos para acceder a un crédito hipotecario. Sin embargo, para elegir el momento adecuado para comprar existen factores más importantes, como una buena administración y tener claridad sobre tus planes en el futuro.

Es cierto que pagar una hipoteca puede ser más caro que una renta, pero debes considerar que comprar un inmueble representa una inversión y los cimientos de un patrimonio propio. De manera inmediata, la opción de rentar una propiedad parece más accesible que adquirir una deuda de 10, 20 o hasta 30 años por comprar un inmueble. Sin embargo, las desventajas de rentar se pueden ver en el mediano y largo plazo pues el gasto que realizas de manera mensual no ayuda a construir tu patrimonio, el costo seguramente irá aumentando año con año y siempre tendrás la incertidumbre de la renovación del contrato, pues dependerá de si el casero quiere o no continuar rentando el inmueble. 

La decisión de comprar una casa o departamento no puede ser tomada a la ligera, más allá de que represente un momento crucial de tu vida y sea determinante para tu futuro, hay cosas que debes considerar antes de llegar a concretar la compra. A continuación te decimos cuatro puntos importantes que debes tener en cuenta durante el proceso:

Antes de comprar

Tienes que considerar gastos, como el enganche y escrituración, que deberás cubrir al momento de la compra. La mayoría de las instituciones cubren un máximo del 90% del valor del inmueble , por lo que tú deberás contar con ahorros equivalentes, aproximadamente, al 20% del costo de la propiedad. Es importante que hagas un plan de ahorro a corto o mediano plazo para que cuentes con este monto al tomar la decisión final. Analiza tus necesidades actuales y futuras, los espacios que requieres, número de habitaciones, estacionamientos, la zona en la que te gustaría vivir y otros aspectos que consideres relevantes, esto te ayudará a tener un presupuesto en mente y calcular lo que debes ahorrar. 

Los expertos en finanzas personales recomiendan invertir tus ahorros para que generen rendimientos y alcances la meta más fácil. Una estrategia si pagas renta es calcular cuánto pagarías por una hipoteca y comenzar a ahorrar la diferencia entre la renta y la hipoteca e invertirlo. Por ejemplo, si pagas $8,000 de renta y por una hipoteca pagarías $12,000, el monto de tu ahorro mensual debería ser de $4,000. Otra opción es usar un cofinanciamiento, lo que significa que obtendrás los ingresos para tu casa de dos instituciones diferentes. Te recomendamos que antes de elegir esta opción analices tu capacidad de pago ya que tendrás que pagar a dos instituciones.

Crédito hipotecario

El siguiente paso es analizar las opciones de financiamiento. Cada vez existen más alternativas para obtener un crédito y las instituciones han entendido la situación y las necesidades de esta generación para ofrecer soluciones que se adapten a ellos, reduciendo las barreras a las que anteriormente se enfrentaban. Además de los bancos y las instituciones gubernamentales, puedes encontrar opciones en empresas de financiamiento y fintechs, como Smart Lending, la primera hipoteca 100% digital en México. Te recomendamos analizar diferentes plazos y tener clara la tasa de interés. No tomes esta decisión sin antes comparar opciones y entender las condiciones de cada una. Analiza y opta por el crédito que mejor se adapte a tus necesidades.

Elige tu casa

Finalmente ha llegado el momento de elegir tu casa, busca opciones que se adapten a tus necesidades y presupuesto. En TrueHome encuentras las mejores opciones y además recibes asesoría de nuestros especialistas para encontrar otras propiedades que se adapten a lo que buscas. Ten claro qué es lo más importante para ti, muchas personas dan prioridad a la seguridad de la zona, a la cercanía con sus centros de trabajo, calidad de las escuelas de la zona o el acceso al transporte y vialidades primarias. Revisa tus posibilidades y agenda una visita para conocer las propiedades que más te gusten. Una buena idea es dar un recorrido por la zona para asegurarte que realmente es el lugar adecuado para ti y tu familia, al final, el camino a casa también es importante. 

Una vez que estés seguro de haber encontrado la casa ideal, haz una oferta por la propiedad y espera a que el vendedor la acepte para empezar con el proceso de compraventa.

¿Listo para mudarte?

Espera un poco… Es importante que antes de firmar el contrato de tu nueva casa estés seguro de que todo está en orden con el inmueble. Recuerda que en TrueHome te acompañaremos hasta el final del proceso y te orientaremos en todo momento para que tengas la certeza de que tu patrimonio está seguro. Nuestro equipo legal se encargará de indicarte paso a paso lo que debes hacer para la firma del contrato y escrituración. Además, nuestras propiedades verificadas ya que han pasado por un proceso de revisión que certifica que todo se encuentra en orden con la vivienda.

¡Ahora si! Disfruta de tu nueva casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar