El proceso de selección y reclutamiento de capital humano siempre ha sido de suma importancia para cumplir con los objetivos de una compañía. Desde hace pocos años se ha comenzado a profundizar en los métodos y procesos que los departamentos de recursos humanos deben seguir para conseguir contrataciones estratégicas que se apeguen a un plan macro de desarrollo y planeación dentro de la compañía.

Integrar una plantilla de trabajo no siempre requiere de grandes inversiones o créditos empresariales que nos permitan ofrecer el mejor sueldo. Por el contrario, radica en maximizar los recursos disponibles y de la capacidad de reclutar al personal adecuado. Si bien no existe un manual que se pueda seguir al pie de la letra, existen técnicas que empresas y reclutadores pueden seguir para obtener mejores resultados. A continuación, te compartimos tres principios básicos de la contratación estratégica que te permitirán impulsar tu negocio a través del recurso más importante, tu personal.

Planea apegado a las necesidades de la empresa

Todo proceso de contratación y creación de vacantes debe responder a un análisis detallado de las necesidades del área. Se debe determinar si estas empatan por completo con el puesto que requiere ser cubierto. Para asegurarte de identificar correctamente dichas necesidades, solicita al jefe de área o “dueño de la vacante” una lista de las necesidades de su área. ¡Ojo! Una lista de de necesidades es distinta a la de conocimientos o características del candidato.

Basado en esta información, reduce la lista a un máximo de 6 necesidades del área que como reclutador puedas identificar. Consulta con el “dueño de la vacante” si son esas las que priorizaría para el puesto o si son las que el candidato debe cubrir indispensablemente. Como reclutadores siempre debemos tener clara la diferencia entre necesidades del área y perfil del candidato. Así podremos enfocar nuestra contratación hacia las necesidades de la empresa. Además evita sumar a la compañía personas que terminen por hacer cosas para las que no fueron contratadas.

Contratación estratégica métodos blog truehome-konfío

Dirige la búsqueda en dos direcciones

Uno de los errores más comunes de los reclutadores es enfocar la búsqueda de candidatos en una sola dirección, la externa. Si nuestro objetivo es ser estratégico debemos tener la premisa de priorizar las necesidades del área. También es necesario ubicar un candidato que conoce lo que la empresa necesita y si tiene el manejo de herramientas y el conocimiento. Te preguntarás ¿Dónde puedo encontrar algo así?


Estos candidatos suelen estar frente a nosotros, dentro de la compañía. Dirigir nuestra búsqueda en dos direcciones, la interna y la externa, es de suma importancia. La contratación estratégica prioriza la cultura y las necesidades de la compañía, quién mejor que un candidato interno para manejar de forma eficiente ambos conceptos. No tengas miedo a realizar un “scouting” interno pues este, puede ser la clave para encontrar a un buen candidato. También nos ayudará para proyectar de manera interna la preocupación de la compañía por ofrecer crecimiento a sus empleados y fortalecer un ambiente organizacional saludable.

Enfoca tu atención en las habilidades de los candidatos

Otro principio básico de la contratación estratégica es el enfoque en las habilidades de los candidatos. Mientras que las competencias nos pueden ayudar a percibir y determinar los conocimientos “duros” en relación con el puesto de trabajo y tareas concretas, las habilidades nos permiten ver el potencial de la persona para adquirir y gestionar nociones y conocimientos nuevos. También nos permite conocer sus capacidades “humanas” de relacionarse, colaborar y trabajar en equipo.

Actualmente los reclutadores debemos prestar vital atención a las habilidades de nuestros candidatos. Es bien sabido que la fortaleza de un equipo de trabajo se crea de la integración, un principio que vive de la habilidad de adaptarse y adquirir conocimientos nuevos. Un candidato con habilidades fuertes logra la autosuficiencia lo que se traduce en productividad y proactividad. 

La contratación estratégica es indispensable para impulsar cualquier negocio o compañía. Los reclutadores tienen el reto de entender que la competitividad y productividad no es un asunto de maquinaría, sueldos o prestamos empresariales que permitan ofrecer mayores beneficios a nuestro personal. Ciertamente, se requiere tecnología, calidad y eficiencia, pero, lo más importante, es contar con el personal adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar