Si estás en una etapa en tu vida dónde estás empezando a considerar adquirir una propiedad con tu pareja, seguro has estado pensando qué opciones tienen para hacerlo. Una gran alternativa para ir formando tu hogar y empezar a construir un patrimonio, es considerar obtener un crédito hipotecario mancomunado.

Nosotros te vamos a explicar qué son, cómo obtenerlos y así sabrás si es una opción viable para ti y para tu pareja.

crédito hipotecario mancomunado

¿Qué es el crédito hipotecario mancomunado?

Es una forma de financiamiento para que dos personas aumenten su capacidad de crédito. Los solicitantes obtienen un préstamo mayor al que obtendrían de manera individual pues se unen las cuentas de ahorro para la propiedad que les interese. 

Los créditos mancomunados, sin duda, se han convertido en una gran alternativa, ya que la capacidad de pago en conjunto aumenta las posibilidades de que se otorgue un crédito mayor.

¿Con quién se puede obtener este tipo de créditos? 

En el caso de los créditos Fovissste e Infonavit, solicitan una acta de matrimonio comprobable en donde se toma como prueba de la solidez de la relación. Por lo tanto, únicamente las parejas casadas son quienes pueden acceder a los créditos de instituciones públicas. 

Sin embargo, existen diferentes instituciones y bancos en donde lo anterior no es un requisito. Ya que no es necesario tener una relación conyugal legal. Pueden ser concubinos, parejas del mismo sexo y también se pueden obtener entre padres, hijos o hermanos.

Es más, hoy en día, ya existen los créditos en conjunto para amigos. Si esto te interesa pues el adquirir una propiedad en pareja no es la opción para ti, entonces te recomendamos leer: Junta tu crédito Infonavit on el de tu roomie.

¿Cómo funciona el crédito hipotecario mancomunado?

El crédito hipotecario mancomunado no es tan diferente al crédito individual. Solo que en este caso existe un acreditado y un co-acreditado. 

Y aunque ambas personas firman el contrato, el “acreditado” es quien aporta el mayor ingreso. Sin embargo, ambos tienen las mismas responsabilidades y los mismos beneficios. 

Una vez se cumple con el pago de la deuda, las dos personas se mantienen como dueños de la propiedad, no importa quién aportó más. Los derechos del inmueble son los mismos. 

Ahora, que si tú y tu pareja están casados, no puedes evitar preguntarte qué es lo que pasa en caso de un divorcio. 

Durante el proceso de separación, se debe determinar quién queda como dueño de la propiedad y así, automáticamente, esa persona se quedará como el único deudor. Aunque también, en ciertas ocasiones, se puede reemplazar al segundo deudor, como un familiar. 

En el caso de los créditos de Fovissste o Infonavit, en caso de divorcio, se suele elaborar un plan de pagos determinado por la pareja.

¿Cómo saber si soy candidato?

Como te lo hemos venido mencionando, solicitar un préstamo en conjunto es muy parecido a solicitar un crédito hipotecario de manera individual.

Por lo tanto, los candidatos, son aquellas personas las cuales pueden consolidar ingresos, es decir, que puedan comprobar su flujo de capital. No importa su régimen fiscal. 

Es decir, si los dos son asalariados, o uno es independiente y el otro no, o ambos son trabajadores independientes, lo importante es poder comprobar que sí se pueden realizar los pagos pues sus ingresos se los permiten

¿Un crédito hipotecario mancomunado es la mejor opción para ustedes?

Antes de solicitarlo, deberías tener en cuenta los siguientes aspectos para verdaderamente saber si es lo que les conviene como pareja. 

Primero que nada, deben calcular la capacidad de pago y esto se debería hacer de manera individual y después en pareja. No pueden olvidar considerar sus ingresos, por supuesto, su edad y años de trabajo. 

Conocer el panorama financiero de cada uno, determinará si se pagará de manera equitativa el préstamo o si tendrá que ser de forma proporcional de acuerdo a la capacidad de pago de cada uno. Pues te recordamos que quien tenga la mayor cantidad de ingresos, será quien es el titular del crédito. 

En segundo lugar, deberían hacer un plan de ahorro. Así establecerán el presupuesto en donde ambos están comprometidos a realizar los pagos en tiempo y forma y de esta forma evitar problemas por no hacerlo. 

Por supuesto que también es de suma importancia tener en claro cuáles son las propiedades que deben buscar y cuánto es lo máximo que podrían pagar por su próximo hogar. Tener esto claro ayudará a que no vean inmuebles que se salgan totalmente de presupuesto y hacer que el pago del crédito se vuelva imposible.

Sin duda, los créditos hipotecarios mancomunados son una gran opción para muchos. 

Aunque, no olvides considerar otras alternativas con las cuales puedas obtener una nueva propiedad con tu pareja. Si en tu caso, ya eres dueño de una, entonces vender tu casa podría ser una buena idea. 

Ahora que ya sabes todo esto, estás informado para tomar la mejor decisión. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar