La falta de información a la hora de obtener un crédito hipotecario es una de las principales causas de las quejas sobre este producto financiero ante la CONDUSEF. Es importante que antes de tramitar cualquier crédito te mantengas informado sobre las condiciones y requisitos con el fin de evitar problemas en un futuro. Muchas veces como usuario, no estás consciente de los pasos a seguir para tramitar un crédito, desconociendo, por ejemplo, cuánto demoran las instituciones en realizar una investigación.

El proceso para obtener un crédito hipotecario es diferente en cada una de las instituciones. En México, la CONDUSEF protege a los usuarios de productos financieros ante cualquier situación a la que tuvieran que enfrentarse. Es por eso que, pensando en beneficio de tu salud financiera, el Mtro. Héctor Campos, Director de Promoción y Divulgación Financiera de CONDUSEF nos habló sobre cuáles son las principales quejas al contratar un crédito hipotecario y nos da algunos consejos sobre cómo acudir a la Comisión ante estas situaciones. 

¿Qué es la CONDUSEF?

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), tiene como finalidad promover, asesorar, proteger y defender los derechos e intereses de los usuarios frente a las Instituciones Financieras. También se encarga de arbitrar sus diferencias de manera imparcial, así como supervisar y regular, de acuerdo con las leyes relativas al sistema financiero, a las Instituciones Financieras. 

En este sentido, los créditos hipotecarios son un producto financiero que ofrecen diversas instituciones privadas  o gubernamentales, por lo que puedes acudir a la CONDUSEF en caso de que tengas cualquier problema. 

La CONDUSEF se rige por las siguientes leyes en cuanto a su operación y campo de acción:

  • Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros
  • Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros
  • Estatuto Orgánico de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros; entre otras.

Es importante mencionar también que CONDUSEF establece con regularidad programas educativos en materia financiera. Las instituciones financieras por sí solas o a través de sus organismos de representación, colaboran con la Comisión Nacional en la elaboración de dichos programas educativos. 

¿Qué son las instituciones financieras?

Las instituciones financieras son entidades que prestan servicios como intermediarios en los mercados financieros y facilitan el flujo de dinero.  Todas las instituciones financieras en México, sin importar si son privadas o gubernamentales, se encuentran reguladas por la Condusef. 

Las instituciones que pueden ofrecer créditos hipotecarios principalmente son la Banca Múltiple, la Banca de Desarrollo, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM), las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, las Sociedades Financieras Populares (SOFIPO), e Instituciones gubernamentales como el Infonavit y Fovissste.

Para brindar la certeza de que una institución financiera es segura, la CONDUSEF pone a disposición de las personas el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios (SIPRES). 

En este se encuentran los datos generales y corporativos de las instituciones reguladas, así como su estatus operativo y la información de los miembros del consejo de administración y de los principales funcionarios de cada institución financiera. La Comisión Nacional se encarga de mantener actualizado dicho Registro con la información que le proporcionen las autoridades competentes y las instituciones financieras. 

¿Qué se debe observar antes de elegir un crédito hipotecario?

El Mtro. Campos nos da algunas recomendaciones basadas en su experiencia en la CONDUSEF sobre lo que debes considerar antes de  tomar una decisión: 

  •  Planea tu presupuesto y verifica cuál es tu capacidad de pago. 
  • Considera el tiempo de respuesta para la autorización del crédito. 
  • Toma en cuenta el Costo Anual Total (CAT). Aunque es importante escoger la mejor tasa de interés del mercado, esta no garantiza el mejor financiamiento ya que sólo es un componente. Por ello también debes tomar en cuenta el CAT, que es un indicador expresado en porcentaje y que incluye inherentemente los costos asociados al crédito (tasa de interés, comisiones, seguros, entre otros). Es decir, entre más alto sea el CAT, más alto será el costo del financiamiento. 
  • Compara las condiciones que ofrecen las diferentes instituciones financieras. Estas son el enganche, gastos notariales, seguros, pago mensual y total, así como duración del crédito. 
  • Ten presente que al contratar un crédito hipotecario deberás pagar una cantidad por concepto de seguros. Generalmente este tipo de créditos incluyen seguro de vida, daños y desempleo. Revisa sobre sus condiciones por si llegara a ser necesario utilizarlos. 
  • Verifica los diferentes planes de financiamiento que existen.
  • Al contratar un crédito deberás cubrir una serie de gastos iniciales, como el enganche, que generalmente va del 5% al 20% del valor del inmueble, el avalúo, los gastos de investigación y los gastos notariales, que incluyen la escrituración, honorarios del Notario Público, impuestos, gestoría de certificados y gastos en el Registro Público de la Propiedad. 
  • Solicita la Oferta Vinculante la cual indica cuánto te costará en pesos y centavos el crédito. La institución financiera debe brindarla sin costo y con ella se obliga a mantener los términos y condiciones del crédito.
  • Antes de la firma del crédito asegúrate que todos los documentos estén de acuerdo a las condiciones que te ofrecieron. 

¿En qué casos y cómo me protege la CONDUSEF en una operación hipotecaria?

En caso de que tengas algún problema con un crédito hipotecario, la CONDUSEF te asesora y defiende en las siguientes situaciones: 

  • Cuando una institución financiera no te entrega la carta de liberación de adeudos.
  • Si la institución no respeta el contrato.
  • Ventas atadas, es decir, que te condicionen a la contratación de otro producto o servicio financiero que no tiene que ver con el crédito hipotecario.
  • Si crees que te están cobrando de más, puedes acudir a CONDUSEF.
  • En caso de otras inconformidades específicas siempre y cuando el crédito hipotecario sea de una institución financiera.

Si la CONDUSEF llegara a detectar que una institución financiera tiene quejas similares de manera repetida y constante, se le acerca con la intención de conocer la razón del aumento para tomar las medidas pertinentes. 

¿Cuáles son los principales problemas con los créditos hipotecarios?

Varios de los problemas que las personas tienen es porque en primera instancia no tienen claras las condiciones y requisitos que solicita dicha institución. Esto provoca confusión, retrasos en la investigación y errores en los montos del crédito.

Por esto es importante mantenerse consciente de que los créditos hipotecarios se otorgan a través de instituciones financieras o gubernamentales las cuales suelen demorarse en sus investigaciones correspondientes. 

Las principales causas de reclamación que recibió CONDUSEF en el periodo enero–mayo respecto a los créditos hipotecarios fueron:

¿Cómo puedo interponer una queja ante la CONDUSEF? 

Si tienes conflictos con alguna institución financiera, La CONDUSEF cuenta con varias facultades que apoyan a los usuarios. El Mtro. Campos recomienda empezar por solicitar asesoría para iniciar alguna reclamación en el Centro de Contacto y Atención por Medios Remotos (CCAMER), o bien, asistir directamente a alguna Unidad de Atención a Usuarios.

“El proceso de atención que la CONDUSEF proporciona a los usuarios es totalmente gratuito, desde que inicia con la etapa de gestión electrónica, pasando por la conciliación, dictamen técnico y en su caso la defensoría legal, que se explican a continuación:

A través de la Gestión Electrónica (GE), las instituciones financieras reciben vía electrónica los asuntos o quejas del usuario para llegar a una solución amigable. Para esto es necesario hacer un escrito en donde el usuario relate, con el mayor detalle posible, cada una de las situaciones por las cuales se tiene una inconformidad con la institución financiera. Para sustentar la narración se debe presentar toda la documentación que demuestre la problemática planteada. Pueden ser contratos, recibos, estados de cuenta, tarjetas o cualquier documento que ampare la existencia de una relación con esa institución.

De no estar conforme con la respuesta de la institución financiera en el proceso de Gestión Electrónica, se procede a presentar la reclamación en términos de la Ley de CONDUSEF, en cualquiera de las Unidades de Atención para iniciar el proceso de Conciliación (Co). Posteriormente se le dará fecha para llevar a cabo la audiencia de conciliación. Es decir, donde el usuario y la institución financiera, hablarán y expondrán sus razones para llegar a algún acuerdo en el problema.

Si en el proceso de conciliación aún no se llega a un acuerdo, se acude al sistema arbitral. Este es un procedimiento de la CONDUSEF por el cual el usuario y la institución financiera tratan de arreglar su diferencia amigablemente en apego al estricto derecho. En caso de no someterse al arbitraje, el usuario podrá solicitar un dictamen.

Con ese dictamen, y si no se cuenta con los recursos económicos para contratar un abogado, el usuario podrá solicitar el Servicio de Defensoría Legal Gratuita. Lo primero que harán es analizar el caso con la documentación que se aporte, de modo que puedan recopilar elementos para hacer el caso jurídicamente defendible y poder actuar en contra de la institución financiera en cuestión”.

Recomendaciones Finales

Por último, CONDUSEF tiene algunas recomendaciones adicionales que te ayudarán a estar preparado para obtener un crédito hipotecario:

  • Antes de adquirir un crédito hipotecario compara las diferentes opciones que se ofrecen en el mercado. Para este fin en la página de CONDUSEF podrás encontrar simuladores que te ayudarán en esta tarea.
  • Realiza un presupuesto para conocer el estado de tus finanzas y la capacidad de pago que tienes. 
  • Procura pagar tus deudas antes o sólo mantener las mínimas. 
  • Haz un plan financiero en donde contemples que no debes gastar más de lo que ganas. Si estás pensando en tramitar un crédito no olvides que para mantener tu salud financiera, es importante que las mensualidades se ajusten a tu presupuesto y no te impidan realizar tus gastos básicos. 
  • Considera si cuentas con un ingreso estable y qué tanto se puede ver afectado en un futuro. 
  • Ahorra para el enganche, los gastos iniciales y los gastos notariales que te mencionamos anteriormente. 

Es importante aclarar que si el usuario no es sujeto de crédito, por falta documentación, no tener un buen historial crediticio, entre otros, la institución no está obligada a dar el crédito. La oferta vinculante sólo obliga a la Institución por 20 días naturales a respetar su oferta (términos y condiciones). 

Recuerda también que si tienes dudas respecto a qué es un crédito hipotecario o cómo obtenerlo, en TrueHome te asesoramos de forma gratuita. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar