Nuestro país es uno de los territorios con el mayor número emprendedores y dueños de negocios. De acuerdo con datos oficiales, existen 4.2 millones de unidades económicas en México. De ese universo, el 98.8% se encuentran dentro de las consideradas Pymes (pequeñas y medianas empresas) las cuales, aportan el 42% del producto interno bruto (PIB) y generan el 78% del empleo en el país.

El mismo “reporte de crecimiento y crédito de las Pymes” señala que pese al importante nivel de participación que el sector representa para la economía nacional sufren, al mismo tiempo, un marcado problema de acceso al crédito y al financiamiento para emprendedores en general. Esta dificultad se ha convertido en la principal limitante para el impulso y desarrollo de los negocios del sector.

¿Qué opciones tienen los emprendedores y dueños de negocios?

La banca tradicional ha perdido de vista el importante mercado que las Pymes integran, por ello, una vez más, la tecnología ha sido impulsora y participe en la creación de opciones y canales, que han puesto a emprendedores y dueños de negocio en contacto directo con fondeadoras, inversores y entidades de servicios financieros que operan completamente en línea y que, a través de internet, revisan y determinan la viabilidad de un proyecto.

Hoy en día los empresarios y futuros hombres de negocio han encontrado en la tecnología una alternativa a un problema de financiamiento común y han podido solicitar créditos para emprendedores de manera digital y en ocasiones, sin necesidad de salir de casa o de sus oficinas.

Esta simplificación del proceso y el voto de confianza que los inversores en línea dan al sector, ha permitido que las Pyme tomen impulso y puedan gestionar y costear un crecimiento importante que va, desde inversiones en personal, tecnología, oficinas y predios operativos; hasta la contratación de servicios de publicidad y presencia de marca.

Las instituciones financieras “tradicionales” se habían encargado de brindar, con un sentido de “exclusividad”, créditos y financiamientos a empresas grandes y con bastantes años en el mercado, a través de solicitudes, procesos y documentos casi imposibles de cumplir para una Pyme y que, por ende, hoy día siguen funcionando como un filtro poco fiable para determinar el compromiso o la capacidad de pago de un emprendedor.  

Con la tendencia de los últimos años a quedado demostrado que los servicios financieros en línea se han convertido en una opción de peso y bastante seria, que no solo es ideal para la búsqueda de financiamiento y apoyo a nuevos proyectos, sino que, también, brinda impulso al desarrollo de distintos ámbitos de negocios.

Las pymes, han logrado escalar sus modelos e incrementar sus ventas a través de plataformas y procesos en internet. El 67% de las empresas que invirtieron en tecnología y adoptaron canales digitales durante 2019 reportaron ventas anuales de más de 10 millones de pesos. Han encontrado en el Marketing Digital y el internet un motor de crecimiento que aparenta no tener un límite cercano. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar