Existen diferentes circunstancias que pueden llegar a suceder por las cuales pagar la hipoteca de tu casa, se vuelve algo imposible. 

Comprar una casa propia ya es un reto importante y este es mucho mayor si lo hacemos mediante un crédito hipotecario. Pues con ello contraemos la obligación de cubrir los pagos en tiempo y forma. Y esto depende totalmente de contar con una estabilidad financiera ideal, que en muchas ocasiones se complica. 

Sin embargo, puede llegar a pasar y es por eso que te vamos a contar qué es lo que puedes y debes hacer, cuando no puedes seguir pagando.

Las etapas previas

Se dice mucho de las opciones de financiamiento para poder comprar una casa. Es por eso, que antes que nada, debes conocer acerca de los 10 mitos y realidades sobre los créditos hipotecarios.  Pues te darás cuenta que a pesar de que son una gran responsabilidad, obtener un préstamo te ayudará para poder adquirir tu hogar. 

Como te dijimos anteriormente, sabemos que pagar con una hipoteca es una tarea que se puede llegar a complicar. Antes de, definitivamente, no poder cumplir con los pagos, se comienzan a presentar las dificultades para hacerlo. Es decir, primero un mes te ves un poco más apretado, o quizás, tienes que pedir prestado a un tercero para poder pagarla. Sin embargo, sigues cumpliendo. 

En este momento es cuando se debe empezar a actuar, no esperar a que realmente sea imposible hacerlo. Estas etapas previas son clave, pues debes acudir al banco o la institución financiera la cual te dio el préstamo y explicarles cuál es tu situación. 

hipoteca

Opciones para poder seguir con el pago de la hipoteca

1. Renegociar : El tener la posibilidad de negociar, hace que se pueda conseguir ampliar el plazo de devolución, ¿cómo? Bajando la cantidad en los pagos mensuales, para que la carga no sea tan pesada y se pueda seguir pagando la hipoteca aunque sea por un mayor periodo de tiempo.

2. Mudar tu hipoteca: Una gran opción es sustituir tu hipoteca, trasladándola a otro banco o institución. Esto también haría que se alargue el plazo y las mensualidades reduzcan.

3. Seguro de desempleo: Si lo que te sucedió es que perdiste tu trabajo y por ello no puedes pagar tu hipoteca, entonces puedes tramitar un seguro de desempleo que te permite tener una prórroga de pago de hasta tres meses. 

4. Periodo de gracia: En el caso de tener un crédito Fovissste o Infonavit, debes ponerte en contacto con ellos para explicarles tu situación y así poder renegociar y buscar “el periodo de gracia”, es decir, una prórroga de pago. 

Definitivamente no puedo pagar mi hipoteca, ¿qué hago?

Primero que nada debes saber qué es lo que pasa al no poder pagarla. 

  • Se cobran intereses moratorios: Este depende de cada institución o banco y el porcentaje se te proporciona desde la firma del contrato. Se te cobra un interés extra cuando se deja de pagar puntualmente el crédito o no cumples con la suma total. 
  • Embargo y subasta del inmueble: Si es que no se puede llegar a alguno de los acuerdos que te mencionamos anteriormente y los pagos no se han visto reflejados durante seis meses, entonces la institución comenzará a emprender acciones legales en donde se ejerce la garantía del préstamo, la cual es el inmueble. No solo la propiedad será puesta en venta, sino que también, tendrás un registro negativo en tu historial crediticio. 
  • Entrega del inmueble por dación: Esto es cuando ya no tienes capacidad de seguir pagando el crédito hipotecario y tú tomas la decisión de entregar el inmueble, entonces se cancela la deuda. 

¿Qué más opciones tengo?

Sin embargo, antes de llegar a estas situaciones, puedes actuar antes de que todo esto pase. No solo tomando en cuenta las opciones que te mencionamos anteriormente sino también de otras maneras, una vez que el banco ya te notificó que estará actuando legalmente por incumplimiento de pago. 

  • Reestructurar el saldo adeudado de la hipoteca: Si tu problema financiero es temporal, entonces esta es una gran alternativa, pues solo es cuestión de tiempo hasta que recuperes tu estabilidad económica. Entonces, puedes tratar de llegar a un acuerdo con el banco en donde se pone una fecha específica en donde se liquidará todo el adeudo más intereses. 
  • Reestructuración del total del crédito: Al firmar un convenio Modificatorio, estarás negociando las condiciones de tu préstamo. No solo el adeudo, sino la tasa de interés, las fechas, entre otros. 
  • Vender el inmueble: Aunque quizás no sea la opción que quisieras, es una alternativa si no se puede llegar a un acuerdo con el banco.  Sin embargo, lo que puedes hacer es realizar un traspaso de deuda a otra persona la cual esté interesada en comprar tu propiedad y se hace mediante el contrato de compraventa. Cabe aclarar que ni el banco, ni cualquier institución acepta traspasar la deuda. Por lo tanto, es encontrar a un comprador el cual pueda y quiera liquidar la deuda.

Esta es la forma en la que debes actuar si pagar tu hipoteca se ha vuelto algo imposible. Y aunque muchas veces son por circunstancias imprevistas, no corras riesgos y antes de solicitar un crédito hipotecario, analiza bien tu presupuesto y tus posibilidades de pago a largo plazo. 

Antes de adquirir un inmueble, considera los precios. Quizás, la preventa de departamentos sea la mejor opción para ti, ya que el precio será menor que cuando el desarrollo esté terminado y así, podrás obtener un inmueble que a la larga tendrá plusvalía. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar