La pandemia provocada por el COVID-19 ha transformado por completo la forma en que convivimos. Y los espacios de trabajo han sido de los primeros lugares en la mira para ser adaptados a la nueva normalidad, en la que el distanciamiento social es clave para cuidar de la salud.  

  1. Sana distancia
  2. Uso de mascarilla obligatorio en áreas comunes
  3. Menos aforo en salas de juntas
  4. Tapetes desinfectantes en entradas
  5. Limitaciones de visitas
  6. Estructura de acrílico entre personas 

Estas son solo algunas de las medidas que están siendo implementadas dentro de todas las empresas y que también deberán ser respetadas por aquellos trabajadores que realicen actividades dentro de los complejos. 

La nueva normalidad sin duda ha forzando a los empleadores a invertir para que sus espacios estén adecuados a ello, e incluso algunos están por solicitar un crédito o adquirir mayor capital de trabajo para que la operación pueda sostenerse. 

Si bien pueden optar por acercarse a los bancos tradicionales, hoy en día existen alternativas que son más accesibles como las fintech. Quienes han creado soluciones financieras ágiles y personalizadas para cada tipo de negocio. 

Estas tienen ofertas que van desde los 100 mil hasta los 2 millones de pesos, cantidades suficientes para que un empresario obtenga la liquidez necesaria y hacer frente a este suceso además de cubrir los gastos de tener que adaptar los espacios de trabajo. 

Cabe destacar que aunque la nueva normalidad pueda parecer incómoda para algunos por el exceso de protocolos a seguir, hasta ahora es la única forma de mantener a las personas libres de contagios y las autoridades empujarán a que se cumplan. 

Dentro los tipos de espacios de trabajo que fueron afectados, y últimamente estaban siendo muy bien recibidos por la comunidad de emprendedores y pequeños empresarios, están los coworkings. En los que se tiene la oportunidad de asistir libremente y ocupar todas las amenidades del “centro de trabajo” incluyendo salas de juntas, comedores, oficinas y demás. 

Empresas como WeWork o Co-Madre, han tenido que rediseñar sus espacios para que sus clientes puedan regresar a un lugar adecuado de trabajo sin tener preocupaciones sobre su salud. 

“Lo principal para nosotros es que todas las personas puedan ir retomando todas sus actividades con seguridad”, esto comentó Paola Tabachnik, Co-funder de Co-Madre en la edición del mes de junio de Aula Morada digital, evento creado por Konfío y Facebook para capacitar empresarios. 

Si bien, los espacios de trabajo compartidos o coworkings surgieron como una opción viable para tener una oficina a un buen precio y con amenidades incluidas, poco a poco se abre paso a un mayor desafío para este tipo de espacios de trabajo: la preferencia por el trabajo remoto y la flexibilidad. 

nueva-normalidad-trabajo-colaboracion-konfio

¿Desaparecerán los espacios de trabajo?

En estos meses ambas opciones (tanto el trabajo remoto como la flexibilidad) han ayudado a que miles de empresas continúen operando y algunas otras sobreviviendo. Y aquí se dividen en dos las opiniones: trabajo remoto permanente o adaptación a medidas de seguridad. 

Compañías grandes como Facebook y Google han declarado que sus operaciones ahora serán completamente en trabajo remoto, lo que implica que no exista una sede o espacio de trabajo como tal. 

De acuerdo con un estudio realizado en el 2015, donde un centro de atención telefónica en China permitió el trabajo de forma remota para los asesores, se identificó que la productividad aumentó hasta un 13%. El estudio argumenta que en parte esto se debió a los siguientes motivos:

  • Menores distracciones en el entorno.
  • Pocas interrupciones entre colegas o compañeros. 
  • Nulo estrés provocado por traslados entre casa y centro de trabajo
  • Niveles de ruido muy bajos.

Pero a pesar de esto, existen otras empresas en las que su operación requiere forzosamente de supervisión o tareas llevadas a cabo en un lugar específico, y que aún considerarán los espacios de trabajo como viables y continuarán utilizándolos siguiendo las medidas indicadas.  

De igual menera, los expertos reconocen que la interacción humana es necesaria por naturaleza, y en los negocios esto se ha reflejado en un buen trabajo en equipo y potencial de crecimiento que estos pueden tener. 

“El trabajo remoto ha cobrado mucha importancia, pero también creo que más que nunca  las conexiones personales, frente a frente, son de más valor” Liliana Mendez, Directora de WeWork para CDMX, ponente presente en Aula Morada digital. 

En conclusión podemos decir que los espacios de trabajo no desaparecerán, sino la forma en que colaboramos para un fin económico se adaptará a este nuevo panorama en que el cuidado de la salud de los trabajadores, además de ser esencial, se debe poner por encima de todo. 

Si estás pensando en adquirir un crédito para poder adecuar tus instalaciones o mejorar la liquidez de tu negocio para los próximos meses, te recomendamos que evalúes todas las opciones disponibles. Puedes utilizar herramientas como un simulador y calcular cuánto sería la tasa de interés, los plazos y el pago mensual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar