Realizar una solicitud de crédito hipotecario y obtener una respuesta negativa puede ser desagradable, en ocasiones significa un obstáculo en el proyecto de comprar una casa propia. La mayoría de las personas que buscan una preaprobación están convencidos de que tienen la capacidad de pagar su crédito hipotecario sin problema, por lo que aquí te decimos los motivos más frecuentes por los que son rechazadas estas solicitudes:

Ingresos

Es probable que cuentes con ingresos que no puedes comprobar, por lo que estos no pueden ser considerados para la aprobación de tu crédito y esto puede hacer que la aprobación del monto que tú tenías en mente no se adapte a tus ingresos comprobables. Puedes analizar bien tus opciones y solicitar un crédito más bajo, de acuerdo a los ingresos que puedes comprobar, otra solución es el crédito hipotecario conyugal. 

Otros Créditos

Al analizar la posibilidad de otorgar un crédito hipotecario las instituciones consideran la capacidad de pago de los prospectos con base en los gastos que reportan instituciones como buró de crédito, por lo que el tener muchas deudas en tarjetas de crédito, haber aceptado nuevas tarjetas de crédito recientemente o tener algún otro crédito vigente, puede ser motivo de rechazo pues disminuyen tu capacidad de endeudamiento. Te recomendamos pagar todos tus adeudos en la medida de lo posible y volver a solicitar la pre-aprobación. 

Historial crediticio

Estar reportado en buró de crédito es uno de los motivos más comunes para obtener una respuesta negativa al solicitar un crédito hipotecario. Es importante mantener siempre un buen historial a través de un manejo adecuado de cualquier producto financiero. Los sobregiros, moras e inactividad en las cuentas pueden arrojar malos puntajes. Si quieres saber si estás reportado en buro de crédito puedes obtener tu reporte de manera gratuita una vez cada 12 meses a través de su página de internet.

Estabilidad Laboral

Si cambiaste de trabajo poco tiempo antes de solicitar tu crédito esto puede ser un motivo de rechazo. La estabilidad laboral es un aspecto que se evalúa para la aprobación. En este caso sólo te recomendamos esperar un poco para poder volver a solicitar tu pre-aprobación.

Monto de crédito hipotecario solicitado

Debes analizar bien tu capacidad de endeudamiento, considera el monto del crédito, el plazo y la tasa de interés para poder estimar cual es la cantidad que podrías solicitar. Si inicias un trámite por un monto superior a lo que tu capacidad de endeudamiento de permite puede ser motivo de rechazo.

Ahorros

La mayoría de las instituciones en México otorgan créditos hipotecarios por un máximo del 90% del valor del inmueble. Al iniciar el proceso es importante contar con un cantidad ahorrada, equivalente al menos al 10% del valor del inmueble que deseas comprar para pagar el enganche. Es posible que tus ahorros no cubran esta cantidad, ahorra un poco más y vuelve a solicitar tu aprobación.

Si en este momento tu solicitud de crédito no fue pre-aprobada, no te desanimes, lo más probables es que esta no sea una negativa definitiva y que simplemente debas poner atención a alguno de los puntos anteriores para lograr que la próxima vez tu crédito hipotecario sea aprobado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar