En un mundo virtual con información (o desinformación) de sobra, el verdadero reto para todos nosotros es poder discernir entre los contenidos y los datos reales y que valen la pena. También es importante dar una interpretación o significado valioso a ese montón de unos y ceros que navegan de computadora a computadora.

Este súper poder que el Internet nos ha dado como sociedad y como individuos conlleva una gran responsabilidad, en especial para los creadores de contenido o las empresas que divulgan información online.

Es por esto por lo que hoy te voy a hablar de una de las herramientas que han modificado por completo nuestras decisiones financieras. Se trata de los simuladores en línea.

Qué es un simulador en línea

Si tienes más de 35 años, seguramente recuerdas que anteriormente la única forma de obtener una cotización para comprar un coche, una casa o incluso de contratar un crédito bancario era acercándote a una sucursal y, con suerte, que un ejecutivo preparado te diera la información de manera digerible.

Ahora imagina si lo que querías era comparar entre varios bancos; la tarea se podía volver una aventura sin fin de sucursales, ejecutivos bancarios y montones de hojas que probablemente al final te dejarían más confundido de lo que estabas al principio.

Hoy en día existen plataformas que con un par de clics te pueden dar la información veraz y actualizada, sin salir de casa.

Existen diferentes tipos de simuladores, algunos lo que buscan es comparar diferentes productos dentro de una misma institución, por ejemplo, darte la visión de un crédito de largo plazo con pagos crecientes o con pagos iguales.

Como se dice, para poder comparar hay que poner manzanas con manzanas, y esto es lo que estos simuladores promueven.

En otros casos existen simuladores que te dan la posibilidad de comparar productos de distintas instituciones, para tener no solo una visión del comportamiento del crédito, sino también de las diferencias entre las entidades que los ofrecen.

También hay simuladores diseñados por instituciones públicas como la CONDUSEF cuyo objetivo es simple y llanamente poner la información del mercado al alcance de los consumidores. Y también existen algunos otros que tienen la finalidad de ofrecerte sus servicios de asesoría y apoyo.

Generalmente, todos los simuladores de crédito requieren que captures la misma información, como puede ser monto del crédito, porcentaje de enganche, plazo, ingresos mensuales y tipo de financiamiento. Cada simulador tiene sus propios requerimientos, algunos te solicitarán información personal como tu dirección, RFC o CURP, para, incluso, realizar consultas en Buró de Crédito.

Con esta información el sistema puede crear diferentes escenarios reales, los cuales, como no podría ser de otra manera, te ayudarán a tomar una mejor decisión.

¿Qué debo considerar?

Es importante que cuando consideres utilizar un simulador de crédito, te asegures de que se trata de una institución seria y de confianza. Considera que tu información personal es valiosa y seguramente no querrás que ande circulando en la base de datos de alguna web de segunda.

Una vez que te has cerciorado de que se trata de una institución seria, es importante que des la mayor información real que puedas. Esto asegurará que los resultados sean lo más apegados a la realidad posibles. Recuerda que de nada servirá que inventes que tienes ingresos mayores o una cantidad exagerada de enganche. Finalmente, lo que hacen los simuladores es poner las cartas sobre la mesa, sin embargo, toda la información que proporciones deberá ser corroborada por las instituciones previo al otorgamiento de cualquier tipo de financiamiento.

Otra funcionalidad que muchos simuladores de crédito ofrecen es la posibilidad de obtener una preaprobación. Si la información que proporcionaste cumple con los requisitos y eres candidato a un crédito, tendrás la posibilidad de dar este primer paso de acuerdo con la alternativa que más te haya convencido.

simulador de credito bamcompara truehome

Con esto el proceso será mucho más sencillo y habrás comenzado el camino para tu crédito; recuerda que una preaprobación no te obliga ni te compromete de ninguna manera, simplemente es la forma en que las instituciones financieras tratan de hacer el trámite mucho más ágil.

Ahora bien, junto con el uso de un simulador de crédito siempre es recomendable realizar una pequeña investigación sobre las instituciones que ofrecen sus productos en ellos y leer, sí, aunque sea una lata, los términos y condiciones que cada institución tiene para su producto.

Esto además de informarte sobre la parte financiera, te dará una visión del marco jurídico y legal al que te tendrás que atener en caso de finalmente contratar el financiamiento.

Recuerda que todas las instituciones reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y Banco de México (Banxico) deben cumplir con ciertas normas generales. Además, siempre que elijas una institución seria, contarás con el apoyo y respaldo de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). Esta evitará cualquier abuso o irregularidad incluso si olvidaste tus lentes para leer la letra chiquita.

Simulador de crédito Bancompara

Uno de los mejores simuladores de crédito hipotecario que yo he tenido la oportunidad de probar es el de Bancompara.mx. Esta empresa se dedica a ayudarte en la elección y trámite de crédito hipotecario o personal. Cuenta con la gran ventaja de que puedes obtener, además del simulador, la asesoría de expertos para apoyarte durante todo el proceso de contratación.

Como platicábamos anteriormente, es importante que des toda la información requerida para lograr una simulación y un posterior trámite de forma ágil y sin contratiempos.

Así tendrás la posibilidad de ahorrar mucho tiempo en búsqueda y trámites, ya que las mayores empresas financieras de México han confiado en ellos para que te brinden la información sobre sus servicios.

Como puedes ver, hoy es más sencillo que nunca el poder acceder a información que te permita una mejor toma de decisiones. Para nuestros padres la alternativa era ir al banco de siempre y rezar por que lo que les ofrecieran fuera algo relativamente nuevo.

Recuerda que la plenitud financiera es un trabajo de todos los días y uno de los factores principales para lograrla es tomar decisiones informadas, así que aprovecha estas herramientas en el camino a tu libertad financiera.

Recuerda que no solo son alternativas para nuevos créditos: estos simuladores te pueden ayudar a contemplar la posibilidad de transferir tu hipoteca a una institución que ofrezca condiciones más favorables.

Aprovecha los beneficios

En este momento la idea de que los bancos o las instituciones financieras te “hacían el favor” ha quedado atrás; la realidad es que todos y cada uno de nosotros somos una suculenta presa para todas las instituciones, y esta sana competencia ha propiciado condiciones y alternativas que favorecen en mayor medida a los consumidores.

Es momento de aprovechar esta ventaja que tenemos. Y no temas dejar atrás el banco de toda tu vida: México cuenta con uno de los sistemas bancarios más estables del mundo, ya sea que te quieras ir con un gran banco internacional o con una institución más local, la realidad es que hay alternativas para todos los gustos y necesidades.

Ahora te quiero recomendar que te acerques y utilices algún simulador. Incluso si no tienes en mente actualmente contratar un nuevo crédito, puede ser una experiencia que te brinde un mayor conocimiento de la situación de los créditos de nuestro país. Quizá en un futuro no lejano requieras de estos servicios.

¿Por qué usar un simulador de crédito?

Todos los simuladores, al menos los que yo conozco, son gratuitos, por lo que, no lo dudes, al final, lo que estas empresas están haciendo es darte información de manera gratuita; y como tú y yo sabemos, la información siempre es y será poder.

Los simuladores de crédito, herramientas que indudablemente nos facilitan la vida y que además incrementan la cultura financiera de nuestro país están hoy más que nunca a tu alcance, aprovecha este regalo que la tecnología (y algunas empresas, claro) nos brindan.

En este inicio de año no olvides tus propósitos financieros, nunca es demasiado pronto para empezar a ganar disciplina financiera, te deseo que este año además de salud y amor, logres la estabilidad en tus finanzas personales, o como un buen amigo dijo alguna vez (a tono de broma evidentemente) “te deseo dinero por que la salud, va y viene”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar