Seguramente en algún momento has escuchado el término “tasas de interés”, sobre todo si cuentas con algún producto financiero. Comprender qué son las tasas de interés es indispensable ya que determinan las decisiones de los consumidores y de los inversionistas. 

Al contratar una tarjeta de crédito, un préstamo o un crédito hipotecario, por ejemplo, considerar la tasa de interés es de los factores que más influyen para tomar una decisión. 

¿Qué es la tasa de interés?

La tasa de interés es un concepto básico en finanzas que debes considerar en cada transacción que hagas. Se le conoce como un indicador económico y financiero que señala la rentabilidad de un ahorro, de una inversión o del costo de un crédito. Se expresa como un porcentaje, normalmente se paga mes a mes y se calcula anualmente. En pocas palabras, la tasa de interés es el precio que se debe pagar por el dinero. 

Visto de otra forma, al pedir prestado dinero en alguna entidad financiera o al hacer una compra con pago a meses, se te cobrará un adicional por el simple hecho de ser un préstamo. Este adicional es la tasa de interés. Es importante comparar las diferentes tasas de interés  para tomar una decisión informada sobre cualquier producto financiero.

El interés representa un beneficio para las personas que ahorran o invierten en alguna institución financiera. En cambio, será un costo para las personas que adquieran un crédito o un préstamo. Esto último no es negativo ya que contarás con la capacidad para financiar lo que necesitas en ese momento y el dinero lo podrás pagar con una flexibilidad de tiempo.

Para determinar las tasas de interés, los bancos toman en cuenta diversos factores. Algunos de ellos son particulares y dependen de condiciones específicas de la persona que está solicitando el crédito. La capacidad de endeudamiento de una persona, su estabilidad laboral o el plazo al que se pretende pagar el crédito son algunos de estos factores. 

tipos de tasas de interes blog truehome

Tipos de tasas de interés

En México, el Banco de México se encarga de determinar la tasa de interés, a la cual se le conoce como tasa objetivo.  

Las instituciones financieras toman como referencia la tasa objetivo y le suman un margen de ganancia dando como resultado la variedad de tasas que encontramos para los diferentes créditos y productos financieros. 

De acuerdo a la inflación encontramos dos tipos de tasas: 

  • Real: Se obtiene de restar la inflación del tipo de interés nominal.
  • Nominal: Este tipo de tasa no incluye la pérdida del valor del dinero por la inflación.

Las tasas de interés se pueden clasificar como:

  • Tasa de interés variable: Cambia a lo largo de la duración del contrato según la tasa objetivo.
  • Tasa de interés fija: Se establece al inicio de un contrato y se mantiene fija hasta el término del mismo.  Un ejemplo de ello es cuando adquieres una vivienda a través de un crédito hipotecario con tasa fija. 

Si estás pensando en adquirir un crédito o un préstamo, debes consultar el valor real de la tasa para calcular los gastos que genera. Revisar el CAT (Costo Anual Total), te ayudará a elegir mejor cuando debes tomar una decisión financiera. Este es el porcentaje total que estarás pagando incluyendo los intereses, comisiones y seguros a los que esté sujeto el producto. 

que es la tasa de interes blog truehome

Cuando la tasa de interés se eleva demasiado sobrepasando  la cantidad de dinero solicitada en un inicio, puede que tus finanzas se vean afectadas y te cause problemas. Si estás pensando en adquirir un producto financiero complejo, infórmate primero para evitar sorpresas. Como ejemplo tenemos a los créditos hipotecarios los cuales pagas hasta en 30 años, conoce sus mitos y realidades para mantenerte informado. Saber cómo obtener un crédito hipotecario comparando las diferentes opciones te ayudará a tener finanzas personales más saludables. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar